lunes, 31 de mayo de 2010

Llegada de los españoles: Uso de animales y nuevas herramientas en la agricultura


Anteriormente, se mencionó que en el Imperio Inca el uso de las chaquitacllas fue elemental para el desarrollo agrícola en el Perú. Consecuentemente, cuando llegaron los españoles y conquistaron nuestro territorio, instauraron nuevos conceptos, los conceptos occidentales, en diferentes aspectos de la vida del hombre andino, los cuales van desde el aspecto social, hasta el marco económico e incluso en el aspecto religioso. En el sector económico, los españoles explotaron la mano de obra indígena, imponiendo el uso de nuevas herramientas occidentales, las cuales fueron aplicadas tanto en la minería como en la agricultura, pero esencialmente en la segunda de éstas. A continuación, se abordará el tema de las herramientas agrícolas occidentales, nuevas para el hombre andino, que fueron introducidas por los españoles tras su llegada.

En la época colonial, muchas cosas cambiaron con respecto a las etapas prehispánicas. En este sentido, en el sector agrícola, las cosas cambiaron en el uso de las herramientas agrícolas, del uso de las chaquitacllas a la función de animales como herramientas de trabajo. Los animales que sirvieron como herramientas de trabajo fueron, principalmente, los bueyes y los burros, ya que estos dos eran aptos para el arado. Con ello, se redujo considerablemente la mano de obra de los indios destinada a la agricultura, al simplificarse el proceso de arado de la tierra. Sin embargo, estos no fueron los únicos animales que fueron aprovechados productivamente tras su introducción al país, sino también distintos tipos de vacunos, ovinos, caballos, caprinos y aves, entre otros. No obstante, éstos animales sirvieron principalmente en la alimentación y en la movilidad.

Los primeros españoles en América instauraron granjerías, en las que en la segunda mitad del siglo XVI se constituyeron las haciendas, gracias a los procesos de composición de tierra, en los cuales muchos españoles tomaron provecho del robo de tierras para beneficios personales, gracias a un convenio hecho con la corona española. Las haciendas coloniales se ubicaron principalmente en la zonas costera y alto-andina, y fueron centros de explotación de la mano de obra indígena destinada a la agricltura y a la ganadería. En la haciendas se requería de los animales para facilitar el cultivo, esencialmente de los bueyes y burros.





TRIGO, UVA Y VID










CEBADA Y BURRO




VACUNOS Y CAPRINOS


Bibliografía :

http://candelahp.perublog.net/categoria/economia_colonia

http://www.geschichteinchronologie.ch/am-S/peru/gs/Campos/07-1_span-kol-wirtschaft-ESP.html